Un cruce sin arriesgar la felicidad de ir y venir…

Fotografía: Coloquio Yucatán

DAVID TOVILLA

Se detiene la rutina en el distribuidor vial que conecta a la capital yucateca con Progreso. El recorrido habitual realizado durante media vida se esfuma. Las precauciones al descender de una pronunciada curva se eliminan. La aceleración para incorporarse a un carril no existe más. La disminución de un espacio en una vía rápida de tres carriles ya no es una sorpresa. Nada de eso está.

IMG_0623
Fotografía: Coloquio Yucatán

Ahora, un paisaje que cambia con los días. Se transita lento, sí. Lo ideal es evitar acercarse mientras se realiza la obra; pero si no hay alternativa de pasar por esa zona, hay que fortalecer la prudencia. Más que desesperarse: observar. Esa combinación de tecnología, fuerza, planeación y trabajo.

El nuevo entronque que une a Mérida con Puerto Progreso va. La ciudad crece. El entorno también recibe más afluencia. Más población, mayores actividades, incremento de recorridos. Todo crece. También crecen la tranquilidad y la seguridad para ir o llegar. Mantener la felicidad de ir y venir. Sin riesgo en la alegría de encaminarse a la playa, o en la satisfacción por regresar de ella.

Arturo conduce la caldera que riega el material para la carpeta oscura. Juan mueve la compactadora y combate los terruños. María ajusta el instrumento de medición para supervisar un tramo. Alejandro guía el taladro para derribar fragmentos de la vieja estructura.

IMG_0614
Fotografía: Coloquio Yucatán

Roger ayuda a armar los castillos para unir las enormes vigas. Estela contribuye a controlar la alternancia para el paso de los vehículos. Horas de humanos, minutos de máquinas. Sincronía para transformar un paso aventurado en una vialidad adecuada.

Lo agradecerán quienes no van a salir del periférico y se trasladan de un punto a otro. Lo reconocerán aquellos que van al centro de la ciudad y salen sin sobresalto. Lo apreciarán quienes se incorporan con absoluta visibilidad y certeza.

El periférico tendrá unidad en su totalidad. El distribuidor, en estos días, empieza a mostrar su rostro.  Casi doscientos millones de pesos muy bien invertidos por estado y federación.

IMG_0615
Fotografía: Coloquio Yucatán