Ante cualquier aspereza, bebo cerveza

Seth Weisfeld

MARIANA PACHECO ORTIZ

Soy tan romántica que aspiro su aroma con los ojos cerrados antes de dar el primer beso a mi cerveza. Pero no me basta sólo una, sobre todo en esta época de calor, pues por su sabor y función refrescante impide que me conforme. Beberla con moderación suaviza el temperamento y alegra el espíritu, decía, con toda razón, Thomas Jefferson, porque relaja y divierte.

Además de mejorar el temple, se le atribuyen propiedades saludables por ser diurética mejora la función de los riñones, y no sólo eso: dos de cada diez personas presentan cálculos renales en algún momento de su vida. Sin embargo, el Clinical Journal of American Society of Nephrology dice que beber cerveza puede disminuir esas posibilidades.

wil-stewart-24562
Fotografía: Wil Stewart

La cerveza contiene fibra soluble, principalmente la oscura; es rica en vitamina B5 (no hay que arriesgarse a caer en una hipervitaminosis por su consumo) y el British Medical Journalasegura que beber una cerveza al día reduce el riesgo de desarrollar enfermedades graves relacionadas con el corazón y es esta misma cantidad la ideal para aprovechar todos sus beneficios.

Ante cualquier aspereza, bebo cerveza porque desestresa; además, el Journal of Agriculture and Food Chemistry revela que ayuda a la digestión, una porción 20 minutos antes de una comida prepara los jugos gástricos para poder digerir mejor los alimentos, si se combina con ellos inflama y ocasiona mala absorción de nutrientes; y de acuerdo con el International Journal of Endocrinology, tomar cerveza moderadamente también ayuda a incrementar la densidad ósea por su contenido de silicio.

hans-vivek-226323
Fotografía: Hans Vivek

Por fortuna, yo me tomo mejor las cervezas que las decisiones, por ejemplo cocinando, leyendo, descansando para sortear el calor o conviviendo, pues sus beneficios son bastantes, ya que Centro Alemán de Investigación del Cáncer descubrió que también reduce el riesgo de cáncer de mama en las mujeres, además de otros como el de próstata.

El lúpulo también ha tenido uso medicinal como sedante, antibacteriano y por sus propiedades antiinflamatorias. No obstante, para aprovechar sus múltiples propiedades, su ingesta no debe superar las siete porciones a la semana. Por tanto, si algún día tengo que vivir conectada a una máquina, ojalá sea a una de cerveza.

vinicius-amano-532040
Fotografía: Vinicius Amano

Todo el mundo tiene un plan, hasta que le ofrecen una cerveza. Existirá quien piense que si cancelas un programa es porque tienes un problema con la bebida, en realidad hablo en sentido figurado, pues me refiero a que de vez en cuando puedes beber un poco más de lo recomendado, quizá cuatro o cinco te ponen achispado, te hace sentir más cercano a tus amigos, concentras tu atención en el momento, liberas preocupaciones, en general tu ánimo mejora porque es un lubricante social y emocional. Ahora, si lo que pretendes es ahogar tus penas en la cerveza no funcionará, te aseguro que ellas aprenderán a nadar.

¿Para que ahogarme en un vaso de agua si puedo hacerlo en uno de cerveza?, porque si bien la realidad sigue siendo la misma, bajo sus efectos, sin excederme, puedo ver todo desde otra perspectiva. Es mi gusto culposo. Por eso, cuando alguien me dice que bebería dejar de beberla, respondo que mi abuelo vivió 95 años; de inmediato les surge la duda: “¿Bebiendo?”, entonces les aclaro que no, pero sí sin meterse en la vida ajena.

josh-applegate-358286
Fotografía: Josh Applegate