Las redes sociales en las campañas políticas

Alice Donovan Rouse

JENNIFER ISLAS

Las redes sociales forman parte de las campañas políticas; lamentablemente, los candidatos se preocupan más por la cantidad de RT (retuits), por ser TT (trending topic), por tener el mayor número de seguidores (así sean falsos y comprados), que por la creación de un buen contenido que es lo que realmente va a atraer a los seguidores; el contenido suele ser aburrido, no se dan cuenta de que lo que se comparte en las redes puede convertirse en votos.

No hay innovación, ni creatividad al comunicar, pareciera que a los candidatos y a los partidos políticos les da miedo hacer la diferencia. Seguiremos hablando y poniendo de ejemplo a Obama por un buen rato, en lo que llega alguno que se atreva a hacer de las redes sociales sus aliadas.

kait-loggins-291456.jpg
Fotografía: Kait Loggins

Los usuarios de las redes sociales se cansan de seguir una cuenta que habla sólo de política, de campañas, quieren encontrar temas de su interés, contenido atractivo y divertido (de ahí el éxito de los memes), les gusta conocer el lado humano de los políticos, ese lado que los identifica con ellos. Impacta más una selfi natural que una sesión fotográfica y posada. Los candidatos se conforman con compartir únicamente sus actividades de campaña, olvidándose de que el verdadero éxito en las redes sociales está en la interacción con sus seguidores.

Hablar no es posible sin antes escuchar al otro, lo mismo aplica en las #RedesSociales, hay que escuchar a los seguidores para comunicar. Encontramos exactamente lo mismo en las redes de todos los candidatos, no les ha quedado claro que la gente está cansada de los políticos de siempre, de los que sólo hablan, proponen, pero no escuchan. El hartazgo social se manifiesta también en las redes sociales y ante éste se han cegado los candidatos.

Parece que ni el equipo de campaña, ni los candidatos entienden que ellos no son los protagonistas en las redes sociales, los verdaderos protagonistas son los seguidores.

josh-felise-55613.jpg
Fotografía: Josh Felise

Los partidos políticos tienen la capacidad de formar a sus activistas digitales, pero se conforman con tener sólo acarreados digitales, retuiteadores oficiales, malgastando el dinero en la compra de trolls, bots y falsos seguidores.

Las redes sociales también han dado paso a las guerras sucias en campaña, parece que no entienden que los ciudadanos merecen campañas limpias. Votar por el “menos peor” no es suficiente, no lo merece ninguna sociedad.

Por desgracia, no han entendido los candidatos que es necesario tener en las campañas a un estratega de comunicación digital, no sólo a un community manager, además deben de dejar de involucrar al hijo, esposa, sobrino, al hijo del amigo que -por el hecho de tener redes se siente experto. Se le tiene que dar a la estrategia de comunicación digital la importancia y seriedad que requiere.

jonathan-velasquez-1187.jpg
Fotografía: Jonathan Velasquez

Cada red es diferente, aunque la comunicación debe ir en la misma línea, se tiene que aprovechar la particularidad de cada red.

Hay que empezar a comunicar diferente si es que se quiere recuperar la confianza y credibilidad que los ciudadanos han perdido en los políticos, las redes sociales no son ajenas a esta necesidad de comunicar con coherencia, resultados, veracidad y sin simulación.

Todos los candidatos se preocupan por atraer a los millennials; ciertamente los millennials estamos en las redes sociales, pero poner contenido aburrido no nos va a acercar a nadie.

El gran reto está no sólo en atraer a los millennials a las redes de los candidatos, sino en hacer que se identifiquen con la campaña, con el candidato y se refleje el día de la elección con su voto.

anete-lusina-146152.jpg
Fotografía: Anete Lusina

Quien crea que las campañas se ganan únicamente en las redes sociales está muy equivocado, eso todavía está muy lejos de la realidad, porque la brecha digital aún es muy grande, esto no quiere decir que se debe minimizar la campaña digital, al contrario, se tiene que reforzar y ver como una herramienta a favor, una herramienta que permite tener contacto directo con los ciudadanos, que les da la oportunidad de saber qué piensan, qué necesitan, qué proponen y cómo los ven.

No se debe perder de vista que la estrategia de comunicación digital debe traducirse en votos; el contratar bots y trolls, el comprar seguidores es caer en simulación, una simulación que se verá reflejada en las urnas.

erica-leong-177146.jpg
Fotografía: Erica Leong