“El Sultán” serie de Imagen TV

MARIANA PACHECO ORTIZ

Si al final de una intensa jornada de quehaceres y responsabilidades dispones de tiempo para dedicar al entretenimiento, te sugiero ver la mejor serie turca de los últimos años: El Sultán, sin duda, te atrapará.

Se trata de una exquisita superproducción que nos muestra la cultura turca, poco conocida en esta parte del continente, basada en hechos históricos de la vida de Suleimán, El Magnífico, el sultán que gobernó el imperio otomano de 1520 hasta 1566, periodo de mayor esplendor que destacó por su aporte a las artes, la legislación y la justicia.

Es probable que tan sólo pensar en historia te suene aburrido, o no te interese mucho saber al respecto. ¡Calma!, que el contexto en que se cuelan los datos está aderezado de pasión, argucias, traición, intrigas y lucha por el poder, en un entramado político y religioso, cuyo eje central es el amor.

Sí, el amor de la pareja protagónica formada por el sultán Suleimán, encarnado por el actor Halit Ergenç y la esclava Aleksandra Lisowska, por la actriz Meryem Uzerli, que posteriormente cambiará su nombre por Hürrem, para convertirse en sultana y su única esposa.

Al casarse con ella, a pesar de tener todo un harem a su disposición, el sultán contravino costumbres antiquísimas, que provocaron la aversión de sus más allegados. Hasta llegó a correr el rumor de que ella practicaba la brujería y lo había hechizado.

Se trata de una relación amorosa que enfrenta numerosos obstáculos, y aunque se desarrolla en una sociedad con diferentes costumbres, donde las mujeres eran vendidas como esclavas y un hombre podía tener varias concubinas, observamos que, en el fondo, muchas situaciones son bastante similares a las que podemos ver hoy en la vida cotidiana.

Al inicio, la principal motivación de Hürrem es la búsqueda de poder, pero como instinto de supervivencia en un entorno tan hostil como desconocido. Luego ella se enamora, pero su carácter rebelde no encaja en su nuevo hogar. Cuando al fin logra dominarse a sí misma, ya se ha ganado muchos enemigos y las dificultades para mantener su posición son mayores.

En lo personal, sí estimula mi curiosidad pensar que, mientras América vivía la conquista española, en Europa del sur y parte de Oriente medio se libraban otras batallas por expandir el islam como religión y el dominio de aquellos territorios, dado que nuestro protagonista, Suleimán, llegó a ser el principal enemigo del Papa. Se exponen detalles de la consolidación del imperio otomano, estrategias diplomáticas y tácticas militares.

Cuando-empieza-El-Sultan-en-Telefe.jpg

La mezcla de realidad y ficción está trabajada con esmero, pues los productores han conseguido mantener el suspenso en cada episodio. Hay que dar el merecido crédito al talento de quienes interpretan cada personaje, pues su capacidad histriónica logra transmitir emociones, conmover y trasladarnos a otra época. No menos importante resulta también el juego de las cámaras de video y las tomas que aportan a la narrativa de la historia.

Vale decir que El Sultán fue nominada en 2011 como la Mejor Serie de Televisión Internacional en el Festival de Cine Internacional de Ginebra. Este hecho no fue gratuito, pues cada episodio tuvo un costo de 500 mil dólares muy bien invertidos en vestuario, escenografía y ambientación, para alcanzar el producto de alta calidad que logró TIMS Productions.

elsultan2.jpg

Aunque El Sultán ya lleva dos meses de transmisiones aún le falta mucho camino por recorrer, tantos enredos por desanudar, ya que se trata de cuatro temporadas que son transmitidas por televisión abierta en Imagen Televisión, que se sintoniza en el canal 3.1, a las 21:30 horas. Por cierto, cuando concluye puedes quedarte a ver el noticiero nocturno de Ciro Gómez Leyva.

Claro que si cuentas con el servicio de paga también puedes encontrar la serie mediante Izzi, Dish, Sky y Totalplay. Anímate a ver algún episodio, si te inclinas por el drama y la acción no te decepcionará.